😍Alejandro ❤️

09/09/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

En estos dos años desde que estoy diagnosticada, he entrado en grupos de Facebook de pacientes de esclerosis múltiple en los cuales los pacientes exponen dudas y otros, que quizás tenemos el mismo problema, damos nuestra opinión y exponemos lo que los demás hemos hecho para solventar ese problema, siempre que no sea algo que tenga que pasar por una visita al neurólogo; somos enfermos de EM, pero no médicos.

La cosa es que más de una vez en estos grupos, ha surgido la consulta o más bien la puesta en común de alguno de nosotros diciendo que su pareja ya no había podido soportar más el vivir con alguien con esclerosis múltiple y habían dejado la relación.

Esto me ha hecho pensar que os he ido comentando a lo largo de muchas de las entradas que mi chico Alejandro estaba ahí, no obstante, nunca os he hablado del apoyo que supone para mí que él me siga acompañando a pesar de la EM. Ha llegado el día.

Pues va a hacer ya cuatro años que estamos juntos, si hace 2 de que me diagnosticaron, Alejandro me conoció sin esclerosis. Podíamos pasear, ir a donde nos diera las gana porque, a pesar de que mi pierna no aguantaba tanto como debía, aún no sabíamos lo que iba a venir. Aunque él siempre recuerda que el día que nos conocimos le comenté que algo me pasaba en la pierna y que tengo un tío con esclerosis, que la cosa podía ir por ahí. Él y mi amiga Paula fueron los únicos que creían que algo pasaba, y luchó lo que hizo falta para que algún médico me hiciera caso, y lo consiguió. 

Pero aún cuando ya me dieron el diagnóstico él me dijo que lo llevaríamos como viniera. Le dije, incluso, que si quería dejarme para no cargar con una novia enferma que lo hiciera que yo lo entendería, él dijo que cómo soy le compensaba la enfermedad siempre y cuando no me cambiara mi forma de ser que era lo que le había enamorado.

Me ha apoyado cuando he ido a la calle con muleta, con andador y ahora ya en silla de ruedas. La verdad es que a veces sin las charlas que tenemos sobre que no tengo que dejarme superar por la esclerosis, esta enfermedad sería aún peor.

Desde el principio no ha tenido miedo a lo que me iba pasando o a pensar en lo que en el futuro podría venir, él ya se ha informado del futuro de la esclerosis y no duda de que sigue pensando en nuestro futuro.

Siempre me apoya cuando tengo días en los que la EM parece que me quiere amargar más de lo normal, siempre tiene palabras para que me dé cuenta de que yo mando por encima de la esclerosis. Si no fuera por él, la entrada de ayer de “Miedo” no tendría ningún sentido, Alejandro llevaba tiempo diciéndome que uno de mis problemas no era la esclerosis en sí, sino el miedo, y tenía razón, como siempre.

Ahora a ver si ya podemos encontrar un piso que se adapte a mis necesidades, que no es fácil, y ya empezar nuestra vida juntos en serio.

  • Alejandro, gracias por todo el apoyo que me das ante esta enfermedad, porque me ha cambiado a mí la vida, pero a ti también por seguir queriendo estar conmigo. Sabes que nuestro futuro es incierto, pero me va a encantar la aventura de no saber qué nos espera contigo. Riámonos de la vida, y de mis caídas, hasta que nos quedemos sin aire.

Te amo hasta el infinito y más allá.