Estudio boca y EM

23/12/2019 0 Por Noelia Cordero

Como después de mi resonancia habían visto que no tenía ninguna lesión nueva en el cerebro (¡¡¡BIEEEN!!!), se me consideraba una paciente de esclerosis “estable*”. Todo paciente estable puede ser llamado para que te sugieran participar en un estudio de tu enfermedad.

No me llamaron, la enfermera de mi neuróloga me pilló en Can Ruti haciendo rehabilitación; bueno, no es que me pillara, la Unidad de esclerosis múltiple de Can Ruti y la rehabilitación están en el mismo pasillo. La enfermera me vio saliendo de terapia ocupacional y me comentó lo del estudio en cuestión.

El estudio cosiste en investigar si hay algún tipo de relación entre la esclerosis múltiple y la salud de la boca. Al principio me pareció difícil que hubiera relación entre mi enfermedad y la boca, pero hacia unas semanas había leído un artículo de una investigación que ponía en relación el Alzheimer y la boca también. Está claro que dije que sin ningún problema participaba, siempre y cuando no tuvieran que subministrarme ningún fármaco que pudiera interferir con mi tratamiento. únicamente me tenían que hacer una radiografía panorámica o, ortopantomografía, de la boca para poder tener una visión de toda mi boca, un cuestionario, y una revisión como de dentista bastante amplia.

¿Por qué decidí participar en este estudio? Porque de momento no hay ninguna explicación para el origen de la EM, con este tipo de estudios pueden encontrar pistas de dónde sale la esclerosis. Quizás si se pueden tener más pistas podamos estar más cerca de una cura, o de un tratamiento mucho más eficaz.

Se puede vivir de ilusiones. En 15-20 años ¿por qué no va a poder existir la cura a la EM?