Darle órdenes o peticiones a mi pierna

05/02/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

No somos conscientes del poder que nosotros mismos tenemos sobre nuestro propio cuerpo. Incluso en un cuerpo enfermo como puede ser el mío, aún mi mente puede hacer algo para intentar que suba más arriba, y mejor cuando hago mi ejercicio de rehabilitación.

¿Esto qué quiere decir?

Pues quiere decir que leí, ya hace bastante tiempo, que puedo pensar lo que quiero que haga mi pierna, mientras intento hacerlo. Parecerá una tontería, creedme yo lo pensé cuando lo vi. No obstante, se me ocurrió un día, cuando todavía estaba en Can Ruti haciendo rehabilitación, probarlo; fue increíble lo que descubrí ese día. Todavía yo tenía más control de mi pierna que la Esclerosis, aún podía seguir siendo yo la jefa del cotarro.

Esta semana, por ejemplo, ha habido un cambio bastante exagerado de temperatura, ha sido muy imposible casi caminar, no hablemos de tener que hacer rehabilitación que era más difícil sí cabe. Pues me he puesto en la cama, con ayuda de mi chico y mandándole las órdenes lo más fuerte y claro que podía en mi cabeza, y se ha alzado cual bandera de conquista.

Nunca me había parecido más cierta la frase “Querer es poder”, por mis narices quiero que mi pierna se levante, y como que me llamo Noelia, puedo levantarla. Esta frase es, obviamente, aplicable a otras cosas de la vida, no únicamente a la pierna eeeh.