Barras lavabo

01/04/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Una de dos, o mi casa cada vez me parece más inaccesible, o cada vez estoy un poco peor. Cada vez el hecho de entrar en la ducha es más una tómbola, nunca sé si podré salir sin ayuda o no.

Antes, incluso me duchaba cuando estaba yo sola en cada, pero desde que tuve el brote y en mi casa vieron hasta dónde podía llegar esta enfermedad, ya no me dejan que me duche sin que haya alguien en casa.

Esto no quiere decir que tenga que haber alguien que me ayude a entrar y salir de la ducha, para nada, únicamente que, si en alguna ocasión en que mi pierna está demasiado espástica como para bajar el escaloncito sola, siempre haya alguien que me ayude a doblar la rodilla.

Además de que nunca esté sola, el otro día mi chico y yo entramos en un Lidl y vimos que tenían unas barras para la ducha. Pensamos que me irían bien en el lavabo para poder agarrarme cuando saliese de la ducha y me estuviese vistiendo (me visto sola eeeh).

La verdad es que estas barras han sido una gran compra porque estoy mucho más segura en el lavabo. Tengo que decir que me gusta ir al Lidl porque no es la primera vez que vemos artículos de ayudas técnicas para personas con algún tipo de discapacidad sin los precios desorbitados que se encontrarían en otros establecimientos.

También he necesitado barras dentro mismo de la ducha para poder levantar del banquito y quitarme el jabón del cuerpo entero sin tener ningún problema, sería muy difícil tener que rescatarme de dentro de la ducha. De esta manera, hay más control de posibles caídas.

Yo siempre intentando facilitarme un poquito más la vida.