Estrés

04/05/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Si hay una cosa que para los enfermos de esclerosis múltiple es negativa, es el estrés. A ver, a nadie le es positivo vivir estresado, esa es una cosa clara; pero para alguien que como es mi caso tengo espasticidad en una pierna, toda la calma es poca.

Empecé primero con aquel “pseudobrote” causado por el fatídico accidente en el autobús. La situación no solo del accidente, sino de que la compañía de autobuses me haya echado a mí la culpa del accidente, el conductor me achacó el haberme bajado del bus antes de tiempo. Total, he tenido que estar yendo a que me vea un médico cada dos por tres diciendo que debería hacer rehabilitación, pero sin que el seguro de el autobús me pusiese ambulancia o el fisio en casa: yo sola no podía llegar al centro de rehabilitación y nadie parecía entenderlo. Al final, Alejandro ha tenido que salir del trabajo antes para poder llevarme él mismo a la rehabilitación, porque sino hubiese seguido sin dolor, aunque me han dado muy pocas sesiones y ya me han dado el alto, sin embargo, sigo con dolor. Y hemos estado hablando con abogados para ver si podía hacer algo.

En conclusión, todo el tema del autobús me ha generado un estrés horrible.

Luego está la sensación de ahogo que me provoca el hecho de estar en casa, en un piso que no acaba de estar adaptado. Por mucho que he intentado facilitarme las cosas en casa, no siempre es suficiente. Siempre puede haber alguna barandilla más que poner o no tener las puertas cerradas si se sabe que voy a tener que acabar pasando con el andador, y no es fácil abrir las puertas con el andador. Puede parecer que me he agobiado en casa por el confinamiento, pero no, me he agobiado porque parece que lo que tengo sea un resfriado o que lo más grave que me pueda pasar con la em sea la silla de ruedas. Eso causa mucho estrés, que la gente de tu alrededor no sea consciente de qué es la esclerosis, y de que necesito y necesitaré más ayuda en el futuro.

Si ni en casa puedo estar relajada, hay un problema grande.

Por eso siempre intento hacer muchas cosas que me ayudan a relajarme como escribir, leer, ver pelis, jugar a la consola…para intentar que el estrés no pueda conmigo, que ya no tengo únicamente espasticidad en la pierna derecha, también tengo un poco de espasticidad en la izquierda.

Así que nada de estrés, intentarlo al menos, y si hay algo que nos estresa, buscar actividades que nos relajen.