Escribir a mano ✍

22/07/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Mi letra, voy a ser sincera, nunca ha sido la más bonita del universo; al contrario, mi letra es fea de narices, y cuando empecé a perder fuerza en las manos fue a peor. De hecho, creo que el último cuatrimestre que estuve en la uni los profes me suspendieron los últimos exámenes por ser ya mi letra ininteligible.

He escrito poco desde que se me diagnosticó la esclerosis, rellenar alguna documentación y alguna firma, poco más. Mi fuerza para aguantar el boli en la mano ha ido de mal en peor, hasta me llega a doler la muñeca si tengo que escribir durante mucho rato.

Ya os he contado que he estado haciendo cursos online últimamente, todos los he hecho únicamente en el ordenador, no obstante, el último al que me he apuntado es un curso de irlandés básico.

Por mi curiosidad de lingüista a la que lo que más le gusta de una lengua es la fonética y la fonología, estoy imprimiendo el material que suben en el curso para poder trabajarlo mejor, y transcribir las palabras y así decirlas lo más correctamente posible. De esta manera, estoy volviendo a escribir a mano.

Está claro que, al empezar la sesión de estudio, la letra es buena mas cuando ya llevo un bueno rato escribiendo y transcribiendo, empieza a costarme coger el boli y mi letra ya no se entiende.

Pero el estar haciendo este curso medio “a mano” está ayudando a que vuelva a coger la costumbre de escribir a mano y así fortalecer un poco dedos y demás.

¡Quién dijo que estudiar irlandés no iba a ser positivo!