Ama de casa en silla de ruedas👩‍🦽🤷‍♀️

18/11/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Pues estoy teniendo que hacer algo que nunca ha sido de mis actividades o trabajos de ensueño: ama de casa. Sé que es algo que acaba tocando hacer, lo único es que siempre pensé que no sería mi único trabajo.

Si mis condiciones fueran otras, vamos que no tuviese esclerosis y tuviese un trabajo como todo hijo de vecino, Alejando y yo nos repartiríamos las cosas de casa y me iría a trabajar.

Pero no, me paso la mañana limpiando el lavabo, fregando los platos, recogiendo ropa y demás cosas para que Alejandro que menos mal sí tiene trabajo no tenga que preocuparse de esas cosas. Él no es partidario de que me pegue estas matadas de faena sabiendo la fatiga que me causan y, que un piso de alquiler no está adaptado a que lo tenga que hacer todo en silla de ruedas. No le hago caso y yo lo hago ya que así al menos me entretengo.

Como todas las tareas de la casa las hago mientras Alex está en el despacho trabajando, tengo que hacerlo todo sentada en la silla de ruedas; no me quiero caer mientras él está currando o hablando con alguno de sus compañeros – Alejandro teletrabaja, es informático que nunca lo he dicho.

Fregar los platos en un fregadero que sentada en la silla de ruedas está exactamente a tu misma altura me esta provocando un dolor de hombros horrible, además de que me lleno de agua y acabo como recién salida de la ducha. Me encantaría poder fregar de pie, de verdad. Únicamente me levanto cuando lo que dejé en la sesión de friegue previa ya está seco y hay que colocarlo en su sitio, pero ahí ya temo por caerme yo o por que se me caiga el vaso o plato en cuestión.

Tiendo y recojo la ropa del tendero también sentada en la silla, pero si hay que tender algo más grande tipo sábana o toalla de baño grande, Alejandro me tiene que ayudar. El hacer las cosas en la silla me está fatigando mucho los hombros.

Lo bueno es que el lavabo ya estaba acostumbrada a hacerlo sentada en casa de mis padres, aquí tengo un súper asiento del que ya os hablaré. Parecerá una tontería, pero hacer el lavabo es lo que más me gusta hacer.

Así me he convertido en ama de casa, y no en un ama de casa al uso sino en un ama de casa en silla de ruedas en un piso que no está preparado para ello.

¡Le cogeré el truco!👍