El agobio de no salir de casa

25/01/2021 Desactivado Por Noelia Cordero

(Valoración situación covid)

Está empezando a pasarme factura el no poder salir de casa tanto como salía antes. Antes de todo esto de la cuarentena, perfectamente en una semana podía ir al cine un día, tener un concierto al día siguiente, al otro una firma de discos y una cena con unos amigos y otra con Alejandro; en resumen, en una semana, días de estar en casa sin nada que eran unos dos.

Ahora mismo, salgo de casa el día que hay que hacer la compra siempre y cuando no llueva que salir en silla de ruedas es complicado lloviendo. Comienza a ser agobiante el no poder ni ir a Sabadell, que es aquí al lado, a ver a mis sobrinas, ni que nadie pueda venir a casa la semana que viene que el día 28 cumplo 30 años.

Soy consciente que perfectamente podríamos coger el coche y salir del municipio para ir a donde nos dé la gana, mucha la gente lo está haciendo y por mucho que dicen que hay controles donde te multan, el otro día tuvo que ir Alex a una cosa del médico y nadie le paró ni nada.

No obstante, lo de menos es que te puedan multar, lo malo es que como hay mucha gente que no respeta las restricciones por el covid, parece que cuando estamos un poco próximos a que la cosa esté mejor, ¡PUM! Tercera ola, a empezar todo de cero.

El problema que por que unos cuantos que nos se toman en serio las restricciones y estas cosas, estamos pagando todos. Están pagando los pobres dueños de pequeñas tiendas que al no poder abrir, han tenido que cerrar, y los dueños de aquellas que aún resisten sufren porque esto no dure mucho; los dueños de bares y restaurantes, que tienen super restringido su horario, y con eso quizás no es suficiente para pagar; los pobres sanitarios que no dan abasto, y ven que se les llenan las camas en los hospitales por muchas cosas que se dicen.

Pero, en fin, luego miro el móvil y resulta que hay una manifestación de negacionistas sin mascarillas en alguna ciudad de España negando una enfermedad que se ha llevado a muchísima gente por delante, y aún se llevará a un poca de gente más; pero esta gente de aquí una semana esperará que le atiendan en un hospital de una enfermedad que negaban con pancartas.

Yo, por suerte, no conozco a nadie que haya tenido coronavirus ni que haya muerto por ello, ahora, dudo que sea algo que haya creado Bill Gates para controlarnos, ni nada parecido; los números de las vidas que se ha llevado y de las personas que siguen en los hospitales luchando son los que son. Nunca pondrá en duda la realidad de lo que hay.

Mientras, seguiré en casa agobiada por no poder casi salir, encerrada en mis libros, siempre me ha parecido que la lectura te da la salida para vivir otras vidas, otras situaciones, cuando en algún momento la situación satura un poco.