Fatiga

09/03/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

La fatiga es uno de los síntomas más típicos de la esclerosis, el problema es que la gente no entiende que esta fatiga no se parece en nada a la fatiga de estar 8 horas trabajando, o de haber estado montando en bicicleta.

«Cuando te hablan de fatiga, imaginas cansancio. Hasta que un día tienes fatiga y lo entiendes: era eso. Cuando tienes fatiga, no puedes coger el móvil con las manos tumbada en la cama porque pesa demasiado. No te puedes levantar a abrir la nevera para comer algo y ver si así recuperas. No puedes dormir porque estás demasiado cansada. Es como si tuvieras cansados los órganos. Estás tan cansado que tienes ganas de llorar, de vomitar.»

«Gina» – María Climent

Yo no lo hubiese podido explicar mejor, la fatiga te llega a anular de tal manera, que levantarte de la cama ya es un gran esfuerzo. Creo que es de los síntomas de la em que más complicaciones pueden provocar, la gente no entiende que puedas estar fatigado ya cuando te levantas sin haber hecho nada. Por eso a veces hasta en nuestra casa podemos ser unos incomprendidos «Si no has hecho nada ¿cómo puedes estar cansada?». No se cree igual este síntoma como uno que se pueda ver, como puede ser en mi caso el no poder andar bien.

Ya veis que nuestra fatiga es difícil de explicar, pero puede estar originada por tres razones:

  1. Fatiga primaria de la EM: Para esta fatiga no existe ninguna explicación si no se tienen problemas de movilidad o de respiración, es la fatiga por descarte de opciones.
  2. Fatiga relacionada con problemas respiratorios: La esclerosis puede afectar a la respiración. En este caso, com se requiere más esfuerzo para respirar correctamente, cualquier cosa que se haga necesitará de un esfuerzo doble para poder llevarla a cabo.
  3. Fatiga por problemas de movilidad: No lo parece, pero las actividades del día a día requieren de un esfuerzo que pueden causarnos más fatiga de la normal; si a eso, le sumamos problemas de movilidad como pueden ser la ataxia y la espasticidad, la fatiga puede ser demasiado.

https://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/la-esclerosis-multiple/cuales-son-los-sintomas/fatiga-una-guia-para-personas-con-esclerosis-multiple/

Me voy a centrar en el tercer tipo de fatiga, la fatiga por problemas de movilidad. Como sabéis, yo soy una paciente cuyo síntoma más destacado de la esclerosis, está localizado en mi pierna derecha. Esa pierna derecha que como he dicho más de una vez, está espástica perdida. Por culpa de ese estado de espasticidad constante, tengo más fatiga de la que debería. Intentar arrastrar una pierna por casa que no atiende a razones, requiere un sobreesfuerzo por mi parte que a partir de las 7 de la tarde sea notar.

Aunque tengo que decir, que actualmente no me noto tan cansada como cuando me dieron el diagnóstico de la EM. Al principio estaba más perdida y no sabía qué podía hacer con mi vida, supongo que mi vida era más como un caos. Ahora, el diagnóstico es el mismo, no obstante, tengo algo parecido a una rutina; preparo clases, escribo para este blog, hago rehabilitación, salgo por la tarde…Ahora, las horas cuentan, no cuento las horas.

Mi hora de dormir son siempre las 23, pese a que me quede un rato leyendo relajada en la cama. Está claro, que si voy a algún concierto u obra de teatro esa hora se atrasa, pero sarna con gusto no pica, ¿no?