Lavabos no adaptados 🚾

11/09/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Ya os conté mis problemas con la urgencia urinaria, esto puede ocasionar que casualmente esté en un bar cuyo lavabo no esté adaptado y las sillas de ruedas no entren. Como es obvio, en un bar más de barrio, no siempre los lavabos tienen las condiciones para que alguien discapacitado pueda usarlos.

¿Entonces tengo que elegir bares o locales únicamente por la accesibilidad de sus lavabos?

Que tontería ¿no? Os cuento el lavabo que me encontré en la zona del Hospital de Sant Pau una noche tomando algo con una amiga en Barcelona. Ya veníamos de cenar en una pizzería a la que nos encanta ir, pero que tiene el lavabo subiendo muchísimas escaleras, si son un par de escalones con esfuerzo lo hago, no obstante, era como subir una planta entera unos 30-40 escalones, en conclusión, tuvimos que irnos en busca de un lavabo.

Fuimos a un bar de al lado y la mujer que lo regentaba nos dijo de entrada que el lavabo era pequeño y que desde luego no estaba adaptado, la señora no hizo más que ayudarme todo lo que pudo para que no tuviese ningún problema para ir al lavabo.

Algo parecido me paso hace un par de semanas que Alejandro y yo fuimos a Vilanova i la Geltrú, el lavabo adaptado no era, pero otra vez la persona que llevaba el bar ayudó todo lo que quiso y más para que mi experiencia en el lavabo fuese lo más cómoda posible.

Estas dos experiencias me han hecho pensar que quien quiere ayudar lo hace, no como lo que os conté del Tim Hortons que únicamente pusieron problemas teniendo el local adaptado. Si llego a un lugar que no está bien adaptado, pero las personas que lo regentan ponen todas sus ganas en ayudar lo que puedan me demuestra mucho del valor de las personas.

Desde que voy en silla de ruedas veo que mucha gente se olvida que todos somos personas igual, se olvidan muchos de que los discapacitados tenemos los mismos derechos que los que no lo son.