!Museooos!

20/11/2019 Desactivado Por Noelia Cordero

Ya os conté que una de las cosas que en su momento echaba de menos era ir al centro de Barcelona, y el día que pude volver a ir fue una tarde de bliss. Pues hay otra actividad con la que siempre he disfrutado mucho: ir de museos.

              Obviamente, intenté ir al Cosmocaixa y al Caixafòrum con el andador, pero mi pierna tiene un límite. Es como una pila, al principio al aparato al que se la pones va de maravilla, no obstante, va perdiendo energía y el aparato llega un punto en que deja de ir.  La diferencia es que cuando mi pierna pierde la “energía” no es que deje de ir es que deja de levantarse bien del suelo para dar los pasos y la acabo arrastrando; y creedme arrastrar una pierna que no funciona no es ni bonito ni cómodo.

              Por eso fue tan precioso cuando llegó la silla de ruedas y pude por fin ir a un museo al que llevaba tiempo queriendo ir; el Museo Azul. ¿Por qué tenía tantas ganas de ir a ese museo? Porque es un museo sobre evolución, rocas, minerales y ese tipo de cosas. Sé que va a sonar muy a friki, pero todas esas me han gustado mucho de siempre, y habiendo un museo de todas ellas bajo el mismo techo; tenía que ir sí o sí.

              Así que fue al primer museo al que fui al tener la silla de ruedas. Fui tan extremadamente feliz al ver fósiles – había uno de un mosasaurio (me apasionan los dinosaurios de siempre) – al leer como habían ido evolucionando las especies para llegar a las especies que conocemos en la actualidad, como había ido evolucionando el Homo hasta llegar a ser el Homo Sapiens que somos nosotros ahora, minerales y rocas… el museo es flipante si todos eso temas te interesan; y yo salí del museo ¡¡¡flipadísima!!!

              Creo que esto ya os lo he dicho antes, buscad cosas que os gusten y volved a hacerlas; si necesitáis ayuda o compañía pedidla.

¡Volved a disfrutar!


 BLISS: Felicidad extrema, éxtasis.