Piernas doloridas 🦵😒

09/12/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Llevo ya un mes y medio o así que mi pierna derecha, la de la espasticidad diabólica, me duele horrores. Me duele tanto si paso rato tumbada como si estoy sentada, duele en cualquiera de las dos posiciones. Este dolor fastidia el ponerme a leer en el sofá o el ver una serie por la noche.

Se lo comenté a la neuróloga y habló del rivotril que es mi medicación para el dolor, medicación que ya solo tomo en días o momentos de dolor realmente intenso e insoportable. El rivotril es una medicación que puede crear dependencia de ahí que ya únicamente me la tome en días de dolor o espasticidad verdaderamente inaguantable, no para todo.

Ante el dolor al estar tumbada empecé a colocar cojines bajo esta pierna ver si el hecho de que estuviese ligeramente más elevada ayudaba algo, algo sí ayudaba, no obstante, el dolor acababa volviendo. Tenía que ir combinando el estar tumbada con ir sentándome en el sofá, intentar ver una película en estas condiciones entenderéis que no es sano ¡no hay quien se concentre en el argumento!

Y la cosa es que puede parecer que siempre es mi pierna derecha la que da este problema, pues no. Hay días que la pierna derecha, la espástica, está estupenda y es la izquierda la que da este mismo problema.

Así que empecé a pensar que el problema tenía que ser otro. Pero un día mis piernas, las dos, se levantaron bastante estupendas y pude moverme por casa andando – apoyándome por todo, eso igual que siempre – ese día no tuve problemas de dolor en ninguna de las dos piernas milagrosamente.

¿Y si paso tanto tiempo tumbada o sentada que los músculos de mis piernas se están atrofiando y por eso duelen?

Desde que comencé a pensar en esta teoría, aunque sea doy dos vueltas por la cocina para que los músculos no olviden su función y no me duelan, y la verdad es que ya no duelen como lo hacían antes.

Quizás es una coincidencia que no duelan, pero algo camino al día y se nota.