¿Qué necesita un enfermo para poder viajar?

26/02/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Hay una respuesta muy evidente a la pregunta del título de la entrada: ¡GANAS DE DISFRUTAR! Para mí, además de ganas de disfrutar y de pasármelo bien, son ganas de desconectar de tantas visitas a médicos. Me paso la vida mirando el calendario del móvil para saber qué visita con qué médico tengo, eso quita un poco-bastante la libertad de hacer lo que te dé la gana.

Por eso, del 27 de febrero al 2 de marzo me voy con mi pareja a Dublín. Cinco días de ser libre de médicos en un hotel adaptado que hemos encontrado en pleno centro de Dublín. Tengo que decir que no hacía un viaje de 5 días desde antes del diagnóstico, porque fui ya diagnosticada un finde semana a Düsseldorf a ver un concierto y lo pasé fatal yendo en andador.

Este viaje ya lo voy a hacer con pleno diagnóstico de mi esclerosis y mi silla de ruedas para poder disfrutarlo sin ningún problema. No obstante, no soy un pasajero corriente a la hora de coger el avión, puedo tener algún problema médico en el destino, tomo una medicación que necesito; empecé a tener dudas en estos sentidos y me tuve que informar de qué cosas un enfermo crónico necesita para viajar.

Primero de todo, al comprar los billetes de avión tuve que marcar que era una pasajera que iba a necesitar una silla de ruedas para poder llegar al avión, como llevo mi silla de ruedas la tengo que embarcar y la compañía me facilita una silla suya hasta que esté sentada en mi asiento del avión, además un trabajador de la compañía me acompañará en el control de seguridad para ahorrarme la cola y me ayudará a llegar a mi asiento por si tengo problemas. También me facilitarán una silla en el aeropuerto de llegada hasta que tenga mi silla.

  • Recomendación: Por mucho que únicamente uséis muleta o vayáis un pelín cojos, pedid una silla de ruedas, os ahorra mucha cola, hacedme caso es un lujo.

Sigamos en el aeropuerto, yo que tomo una medicación específica la llevo en mi equipaje de mano. ¿Qué pasa si al pasarla por lo rayos me preguntan por ello? Pues para ahorrarme malos tragos, le he pedido a mi médico de cabecera que me haga un informe de la medicación que tomo. La medicación tiene que ir en el envase original, metido en una bolsita de plástico y con receta. Esto es si voláis dentro de la Unión Europea, si voláis fuera, tendríais que preguntar sobre la medicación en la embajada del país al que vayáis.

Nosotros hemos tenido la suerte de encontrar un hotel adaptado en todo el centro de Dublín. No voy a tener ningún problema a la hora de tener que ducharme porque dentro de la ducha tiene asiento, será como poder ducharme en casa que tengo mi banquito en la ducha.

Por si me pasara algo médico estando allí quería llevarme la tarjeta sanitaria europea, no obstante, como no trabajo y no cotizo no me han dejado renovar esta tarjeta. Llamé a la Seguridad Social y me dijeron que podía pedir el Certificado Provisional Substitutorio, este documento me da cobertura sanitaria los 5 días que pasaré en Dublín. Espero no tener que usarlo, pero mujer precavida vale por dos.

También me voy a llevar mi tarjeta de la discapacidad y un informe explicando mi esclerosis. ¡Voy a llevar más papeles médicos y de la EM que ropa! Y con todo eso, ya me puedo ir el 27 a Dublín a desconectar y a disfrutar. ¡Ah! Y a un Meet&Greet con Jorge Ruiz y a un concierto de Maldita Nerea, cinco días de felicidad asegurada.

Ya os contaré al volver cómo ha ido.

(Durante estos cinco días no habrá ninguna entrada, estaré de vacaciones 😚)