Robbie Williams

20/12/2019 Desactivado Por Noelia Cordero
Este ese el cartel de la último año que RW estuvo de concierto en Barcelona.

Sé que desde que empecé este blog os he hablado únicamente de música en español, ¡qué gran error he cometido! Aún no os he hablado de que a mí la música en inglés también me gusta mucho, y que hay cantantes y grupos que son inevitables como Thanos.

              Pues hoy voy a empezar por el grandísimo Robbie Williams. ¿Qué decir de él? Es un showman, y verlo en concierto es una pasada. Pero hay que remontarse un poco más atrás para que sepáis de dónde ha salido este artista.

              Pues en los 90, una boyband llamada Take That , de la cual os hablaré en unas semanas, fue un pelotazo bastante fuerte. Take That, originario de Manchester, estaba formado por 5 chicos de alrededor de los 20 añitos: Gary Barlow, Mark Owen, Howard Donald, Jason Orange y, el protagonista de esta entrada, Robbie Williams. Pues este grupo fue muy bien durante muchos años, pero Robbie, que era el más jovencito de los 5, se encontró con las drogas; y le gustaron mucho. Le gustaron tanto las drogas, que acabó afectando a la banda y lo “invitaron” a abandonarla. Take That pasó a ser una boyband de 4 hasta que el final se separó, y Robbie fue a desintoxicarse.

              Cuando RW salió de las clínicas de desintoxicación, quería forjarse un nombre en el mundo de la música. Al principio le costó un poco arrancar, pero luego la canción “Angels” lo cambió todo para él. Y ya de ahí han venido unos cuantos álbumes (ya he perdido la cuenta), premios, innumerables conciertos; así como canciones tan buenas como “Feel” o “Let me entertain you”, entre otras.

              Estaréis pensando que por qué os estoy comiendo la cabeza con este hombre. Robbie Williams lleva en mi vida bastantes años, culpa de mi hermana que era, y es, fan de Take That y Mr Robbie Williams su favorito; y en mi casa siempre es la música que ha sonado. Si además le sumamos al hecho de que mi hermana fuese fan, que su música es en inglés y mi hermana iba para filóloga inglesa; todo el día sonanaba la música de Robbie cuando ya Take That se había separado y no había música nueva de ellos.

              No os digo más, la primera canción que yo supe la letra en inglés con 9 o 10 fue “Supreme” de Robbie Williams. A ver mi hermana es filóloga inglesa, pero a mí se me ha dado bien el inglés de siempre, tanto que me he matriculado en lingüística del inglés. No puedo trabajar ni en una academia ni en nada parecido como había hecho antes, pero doy tengo 3 alumnas a las que doy clases de inglés en casa. Ya me estaba aburriendo de no trabajar.

              Pero mi relación con la música de RW ha cambiado un poco desde que me dieron el diagnóstico. Antes me gustaba salir a caminar o correr con mi música; o tengo una bicicleta estática, en desuso obviamente, y me ponía DVDs de conciertos ¿qué música me daba energía para hacer deporte? Pues el Robbie da ganas de hacer el deporte que haga falta.

              Por eso mi relación con su música ha cambiado forzosamente, ya no necesito tener que salir a correr o a caminar 5 km; ahora escucho música más tranquila que me ayuda a escribir a estar más relajada. Mi vida ha cambiado, la música que me acompaña ha cambiado un poco también.

              Esto no quiere decir que no oiga nunca a Robbie Williams ¡NO! Porque “Feel” y “No regrets” son sus canciones que más me gustan y a veces hacen falta y me las pongo. Intento no dejar de ser yo misma aunque haya algunas cosas que han cambiado.

«No regrets» es una de las canciones que más me gusta de Robbie, y en este concierto en Knebworth se la dedica irónicamente a Take That; en esta época Take That y él tenían muy mala relación.