¿Solo una pesadilla?

10/08/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Soy una persona que al dormir mis sueños parecen muy reales, en ocasiones me da la sensación de que lo que he soñado es real incluso. Obviamente, hay cosas como soñar que me cruzo con algún famoso por la calle y nos ponemos a hablar, que está claro que real no es.

Pero ¿y si el diagnóstico de la esclerosis formara parte de un sueño del que aún no me he despertado?

Esto va a sonar a Matrix o a algo sacado de algún libro de ciencia ficción, lo sé. Pero a veces me gustaría abrir los ojos y darme cuenta de que todo esto de la EM no ha sido otra cosa que una pesadilla de muy mal gusto.

No obstante ¿y si fuera verdad? ¿y si yo abriera los ojos mañana sin espasticidad?

Mañana como si tal cosa podría abrir los ojos y que fuese cinco años atrás, seguiría trabajando en Starbucks tan feliz de pie, saliendo a correr, podría conducir; y ni las sillas de ruedas ni el andador ocuparían el comedor de mi casa.

Vale ya dejo esto, la EM no es una pesadilla sino mi realidad. Obviamente, me gustaría que no fuese tan agresiva como está siendo. Mas ya me he hecho a la idea de que hay días mejores que otros, y que ahora con las temperaturas tan altas es aún más difícil.

Ya conozco mi esclerosis, y sé a lo que más me afecta. Lo más difícil es esto: conocer cómo te trata tu esclerosis y saber qué hacer al respecto, creo que ya la conozco, siempre y cuando no me sorprenda algún día.