Tío del parking 🅿

07/08/2020 Desactivado Por Noelia Cordero

Puesto que ya os conté que estamos buscando piso para irnos de Badalona, es obvio que no hayamos pedido plaza de aparcamiento por mi barrio. Además de las ganas de dejar Llefià, está el esterarnos por una vecina que también tiene discapacidad, que le costó dos años conseguir su plaza. No íbamos a estar tanto en el barrio como para esperar esa plaza vista la velocidad, debido a esto, el coche lo aparcamos en un parking privado en el que alquilamos una plaza.

Pues os quiero contar cómo fue un día con el vecino de una de las plazas de delante de la nuestra. Alex tiene que sacar un poco el coche de la plaza para que yo pueda entrar, necesito ayuda para subir las piernas, sobre todo la derecha que es la que tiene más espasticidad. En fin, mientras Alex me ayuda a entrar en el coche y mete la silla de ruedas en el maletero, se deja su puerta abierta porque enseguida va a volver.

Pues un día mientras estaba acabando de ayudarme a colocarme y de meter la silla en el maletero, un coche de los de delante quiso salir. ¡Qué poco respeto – otra vez – por la discapacidad nos encontramos! El hombre tenía tanta prisa por sacar su coche que casi se lleva la puerta de nuestro coche al sacar el suyo.

¿Tanta prisa tenía que no podía esperar 5 minutos a que Alex acabar de guardar la silla de ruedas? O si tenía tanta prisa, ¿no podía haber pedido que cerráramos la puerta para no dar al coche?

La cosa es que cuando ya estaba el hombre con el coche sacado de su plaza Alex le dijo que, si tanta prisa tenía, que estaba subiendo a un discapacitado y a su silla de ruedas al coche, que casi se lleva nuestra puerta por delante. A lo que el chico le contestó:

  • Que él coge su coche cuando le da la gana, que no le tiene que pedir permiso a nadie y menos él – Alejandro. (hubo palabras malsonantes en esta frase, pero no quiero bajar a su nivel)

No hay que irse muy lejos para encontrar faltas de respeto ante los discapacitados. Ya en el parking donde alquilo una plaza. Situaciones como esta, y otras tantas, me hacen pensar en la mala educación que mucha gente ha recibido.